La web corporativa. Capítulo 1.


Hace tiempo hablé de la “web corporativa” en un artículo publicado en la web de Filmac. Las cosas han cambiado desde entonces, pero la idea esencial sigue siendo la misma: cuando un sitio lleva el logo de una empresa, es corporativo. Y poco importa si el sitio es un sencillo conjunto de tres páginas que explica “quienes somos”, “qué hacemos” y “donde estamos”, o se trata de una web que permite la compra online. Por lo tanto, es muy importante cuidar cualquier web o página que vaya a llevar un logo. Transmitirá muchas cosas de la empresa en cuestión.

Con este planteamiento inicial, sin embargo, nos vemos obligados a admitir que la “web corporativa” como tal no existe: es cualquier tipo de manifestación online vinculada a una empresa.

¿Pero qué pasa con las presencia de las empresas en las redes sociales? Reconozco que esto para mí es un lío conceptual. Tal y como comenté en mi segundo post, no creo que sea correcto definir como web a la página de una empresa en Facebook, pero aun así, esa página es corporativa. Y tanto.

Para centrar un poco el tema, dejo claro desde ahora que en esta serie de post me referiré a las webs corporativas entendidas como un conjunto de páginas enlazadas entre sí bajo un mismo dominio, o subdominio, perteneciente a una empresa, y no a las páginas que una empresa pueda tener dentro de las redes sociales, como son Facebook, Twitter o YouTube, por ejemplo. De eso hablaremos luego.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: